El equipo del apicultor

Vestimenta del Apicultor

Dada la época calurosa en que se trabaja en el apiario y las características propias del trabajo, es fundamental que la vestimenta cumpla con las siguientes condiciones: debe ser cómoda, fresca, liviana y totalmente impenetrable para las abejas.

Las prendas deben ser de colores claros y de tela completamente lisa, ya que los colores oscuros y/o de tela “peluda” irritan a la abeja. Se debe tener principal cuidado en las zonas vulnerables, como ser puños, cuello, botamangas; las mismas deben estar ajustadas por elásticos, cordones o de otra manera, para que el apicultor se sienta seguro y pueda trabajar con absoluta tranquilidad. De todos modos cada apicultor adapta su vestimenta de acuerdo a su gusto y comodidad.

Buzo o Mono

En ambos casos la careta de equipo puede estar adosada al mismo o no (mediante un cierre rápido). El mono se coloca sobre la ropa y las caretas individuales que se adaptan al equipo, se atan al mismo por un cordón que pasa por debajo del cuello y luego se termina con un doble lazo alrededor del cuerpo. Otra forma de equiparse consiste en ponerse un pantalón de trabajo de color claro, y un blusón de los que llevan incorporada la careta en una pieza.

AhumadorCareta

Puede ser de alambre o de plástico, existen hoy en el mercado diferentes tipos y formas de caretas. Se coloca sobre un sombrero, que generalmente es de paja o tela, pero nunca debe ser de fieltro ya que podría irritar a las abejas. Debe ser suficientemente amplia para que no esté en contacto con partes de la cara como la nariz, ya que las abejas podrían picar por los huecos de la mallar.

Guantes

Algunos apicultores veteranos no los utilizan, porque están demasiado inmunizados y no sienten las picaduras. Pero es recomendable el uso de guantes, para evitar picaduras innecesarias, como así también para trabajar más cómodo y más rápido, ya que el trabajo con la mano desnuda crea una instintiva tendencia a trabajar más lentamente, y por lo general hay muchas colmenas que atender y lo que más se necesita es tiempo. El material de los guantes puede ser de lona o de cuero. Los guantes de lona presentan ciertas ventajas: son frescos, livianos y de fácil lavado. Los guantes de cuero son los más utilizados, pero son más pesados y de difícil lavado.

También hay quién trabaja con guantes de goma, o incluso de látex, pero dan mucho calor, haciendo sudar las manos y en algunos casos dañan la piel, además este tipo de guantes tiene una duración muy corta, ya que se suelen romper al engancharse con alguna arista de la colmena, clavo, o la propia espátula del apicultor.

Calzado

El calzado debe ser fuerte al objeto de evitar riesgos al andar por el campo, especialmente cuando se anda cargado con colmenas u otro material.
Por otro lado debe de cuidarse la unión entre el calzado y el pantalón o mono, para que las abejas no puedan picar en la zona de los tobillos. Es recomendable el uso de botas altas, en las que se pueda remeter la parte baja del pantalón. Algunos apicultores cuando utilizan calzado más bajo, se colocan unas polainas para evitar las picaduras.